El ahorro energético no es solamente una opción que podemos adoptar en casa para conseguir reducir el consumo eléctrico. Es una forma también de cuidar nuestro planeta.